tu bebé

Lactancia y alimentación

Imprimir Enviar

Meriendas saludables

Miguel Kazarez y Florencia Rosas

Las meriendas variadas y saludables potencian y complementan la alimentación del niño.

La infancia es una etapa de desarrollo continuo. Y la educación alimentaria en esta etapa es fundamental para evitar problemas de malnutrición, tanto por exceso (sobrepeso, obesidad) como por déficit (desnutrición).

La merienda escolar tiene como objetivo hacer que los niños y niñas lleguen con menos hambre al próximo tiempo de comida. Es una oportunidad más para facilitar el consumo de una amplia gama de alimentos, permitiendo el aporte de nutrientes variados y la energía que necesitan los niños para las actividades escolares. Como un solo alimento no brinda todos los nutrientes necesarios, es importante que las meriendas - y la alimentación en general - sean lo más variadas posible.
Por otra parte, no es aconsejable ni necesario que las meriendas sean demasiado abundantes. El aporte de estas colaciones debe ser de 200 a 400 Kcal (algunos ejemplos pueden ser: jugo de naranja exprimido de 250 ml. con 1/2 taza de granola o un sándwich olímpico de verduras y una fruta). Es importante saber que las meriendas no deben sustituir un tiempo de comida (desayuno, almuerzo, merienda y cena).

¿Qué se recomienda para la merienda escolar?

En una merienda saludable no pueden faltar nutrientes energéticos, reguladores y formadores.
Los nutrientes energéticos son aquellos que aportan la energía necesaria para poder realizar todas las actividades diarias (comer, correr, estudiar, defenderse del frío). En este grupo entran los alimentos ricos en hidratos de carbono, por ejemplo: 1 porción de bizcochuelo casero, galletitas caseras o saladas, un puñado de copos de maíz sin azúcar, pop casero, puñado de almendras, pipas o maní sin sal, scones y granola.

Los nutrientes formadores son las proteínas, importantes para la formación de todos los tejidos del cuerpo humano. Alimentos que contienen dichos nutrientes: yogurt, leche, queso, leche de soja.
Ejemplos de meriendas: 1 vaso de leche de soja, 1 vaso de yogurt, 1 trozo de queso, scones de tofu, postres de leche caseros.

Los nutrientes reguladores son las vitaminas y minerales, imprescindibles para el correcto funcionamiento del cuerpo. En este grupo se encuentran las frutas y verduras, alimentos ricos en antioxidantes y fibra.
Ejemplos de meriendas: fruta entera, ensalada de fruta, jugo de fruta, compota de manzana, gelatina con fruta, torta de naranja.

Es importante evitar caer en la tentación del consumo de jugos azucarados, bizcochos, alfajores, galletitas rellenas, papas fritas y otros snacks, ya que son ricos en azúcares y/o grasas saturadas y trans, provocando un aumento indeseado de peso, pudiendo afectar la salud del niño.

Muchas veces los niños tienden a omitir el desayuno en la casa. Esto no es lo recomendable, pero si sucede, es importante que la merienda escolar de ese día incluya un alimento del grupo de los lácteos y un cereal o fruta, para compensar ese tiempo de comida que se omitió. El desayuno es importante para evitar la fatiga, aumentar la capacidad de concentración y el rendimiento escolar.
 

 

 

Licenciado en Nutrición Miguel Kazarez, miguelkazarez@gmail.com

 

Licenciada en Nutrición Florencia Rosa, mflorenciarosa@gmail.com

Temas relacionados