tu bebé

Salud

Imprimir Enviar

La vacunación contra el virus del papiloma humano

Ginecólogo Gualberto Arribletz

Desde este año está disponible la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) para las 24 mil adolescentes uruguayas con 12 años a 2013.

Desde este año está disponible la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) para las 24 mil adolescentes uruguayas con 12 años a 2013. Es una vacuna “ofrecida”, es decir, gratuita, que no tiene carácter obligatorio ni se encuentra en el certificado de vacunación.
El subsecretario de Salud Pública, Leonel Briozzo, destacó al respecto de la vacuna que: “Las jovencita aplicarán su derecho a la autonomía progresiva y firmarán un documento, donde demuestren estar de acuerdo con aplicarse la vacuna que no es contra el cáncer, sino que disminuye las posibilidades de infección. También confirmará que está en conocimiento de que es necesario utilizar otros métodos alternativos de protección y que deberá hacerse los controles de rutina como el papanicolau”. Briozzo informó sobre la compra de esta vacuna cuadrivalente, que actúa contra los serotipos 16 y 18 (que se vinculan mayormente con algunos tipos de cáncer uterino) y contra los serotipos 6 y 11 (que producen las verrugas genitales).
La adquisición de 24 mil dosis está dirigida al universo de niñas con 12 años en 2013 que deberán darse tres dosis en un período total de ocho meses. La inversión para estas vacunas fue de aproximadamente US$ 1.200.000.
El VPH genital es un virus común que se transmite de persona a persona por el contacto directo con la piel durante la actividad sexual. La mayoría de las personas sexualmente activas contraerá el VPH en algún momento de su vida, aunque muchas de ellas ni siquiera lo sabrá. La infección por el VPH es más frecuente al final de la adolescencia y a comienzos de los 20 años. Existen unos 40 tipos de VPH que pueden infectar las zonas genitales de los hombres y las mujeres. La mayoría de los tipos de VPH no causan síntomas y desaparecen por sí mismos. Pero algunos pueden causar cáncer de cuello uterino en las mujeres y otros cánceres menos frecuentes como los de ano, pene, vagina, vulva y orofaringe (parte posterior de la garganta, incluidas la base de la lengua y las amígdalas). Otros tipos de VPH pueden causar verrugas en el área genital del hombre y de la mujer llamadas verrugas genitales. Estas verrugas no son mortales, pero sí pueden causar estrés emocional y su tratamiento puede ser muy incómodo. En Estados Unidos cada año cerca de 12 mil mujeres reciben un diagnóstico de cáncer de cuello uterino y 4.000 mueren por causa de esta enfermedad. Casi el 1% de los hombres y mujeres que tienen relaciones sexuales en este país tienen verrugas genitales en algún momento de su vida.
Para profundizar en el tema conversamos con el ginecólogo, doctor Gualberto Arribletz.

¿De qué se trata la vacuna contra el VPH?
La vacuna contra el VPH se da para un virus que, precisamente, produce lesiones en el útero que, a la larga, puede conducir al desarrollo de un cáncer de cuello de útero. Por esta razón es que decimos que es una manera de prevenir este cáncer, algo que es muy importante porque es una patología muy prevalente en Uruguay y en otras partes del mundo.
Hay dos vacunas para prevenir los tipos de virus del papiloma humano (VPH) que causan la mayoría de los cánceres de cuello uterino. Estas son la vacuna bivalente (Cervarix) y la vacuna cuadrivalente (Gardasil). Esta última también protege contra los tipos de VPH que causan la mayoría de las verrugas genitales. Además, se ha demostrado que la vacuna Gardasil protege contra algunos cánceres, como los de ano, vulva y vagina. Ambas vacunas se aplican en tres inyecciones durante un período de seis meses.

¿Es obligatoria?
No, no es obligatoria y es una lástima, a mi entender. Está demostrado por las sociedades científicas del mundo que las personas que desarrollan más frecuentemente este cáncer son aquellas que provienen de niveles socioeconómicos deficitarios, menor nivel de educación y de instrucción y que por lo tanto si se deja librado a que cada uno decida si se lo da o no, se pierde mucho de esta cantidad de gente que es la que está más expuesta al cáncer de cuello, entonces sería deseable que en un futuro pasara a ser obligatoria. Pero por lo menos es una gran ventaja que a partir de este año sea gratuita. Se eligió que lo sea para las niñas de 12 años porque se supone que la enorme mayoría de las chicas no han estado en contacto con el virus, porque no han iniciado, aún, las relaciones sexuales y además los adultos jóvenes son los que generan más anticuerpos contra el virus. Cuando se les da la vacuna desarrollan una mejor respuesta inmunitaria.

Para usted, ¿es recomendable que las niñas se vacunen?
Sí, es recomendable.

¿La vacuna es efectiva en otra edad o solo a los 12 años?
La realidad es que a partir de los 9 años se puede dar la vacuna, pero como ahora es gratuita a los 12 años, lo mejor es esperar a esa edad, porque de otra forma habría que pagarla. Pero la vacuna se puede dar a cualquier edad. Al principio se hablaba que la edad máxima era hasta los 26 años, pero hoy día hay estudios más recientes que avalan su uso incluso hasta los 45 años. O sea, que es una vacuna que se puede dar a otras edades, no solo a los 12 años. Es cierto que cuanto más joven la mujer mayor es el índice de respuesta inmunitaria. Pero no está de más que las mujeres de hasta 45 años se la den. De hecho, muchas veces a esa edad se producen cambios de pareja y eso trae el aumento de posibilidades de estar expuesto al virus y de contraer luego cáncer. Sí no se la aconsejamos, por ahora, a las embarazadas porque si bien las embarazadas que se han vacunado accidentalmente no han tenido ningún problema, no hay estudios todavía que demuestren que la vacuna es segura de dar durante el embarazo. Pero hay que recordar que la consulta con el ginecólogo es la que te va a dar el último consejo.
 

Temas relacionados