tu bebé

Salud

Imprimir Enviar

Proteger niños: campaña de vacunación antigripal

Dra. Alicia M. Fernández

Me permito comenzar el artículo haciendo referencia a una publicación del profesor y doctor Jorge Quian en el año 2010 en Archivos de Pediatría del Uruguay, donde transmite en forma clara y precisa la importancia que tienen las inmunizaciones.

“Las vacunas, junto al suministro de agua potable y la lactancia materna, son las medidas más costo-efectivas para proteger la salud de la niñez y la población en general. Las mismas ofrecen protección, parcial o completa, contra la enfermedad sintomática, mejoran la calidad de vida, la escolaridad en los niños y previenen la muerte. Pero además brindan beneficios para la sociedad que implican entre otros la inmunidad de rebaño para enfermedades transmisibles, previenen brotes de la enfermedad y reducen los costos en salud”. Sin duda, las decisiones del Ministerio de Salud Pública en referencia a este tema, con la inclusión de nuevas vacunas obligatorias en el Certificado Esquema de Vacunación (CEV) como sucedió con polio inyectable y la pertussis acelular han sido acertadas, como lo es también la administración gratuita, aunque no obligatoria de la vacuna del VPH en niñas de 12 años.

Comienza el otoño y la propuesta ahora es la vacunación antigripal. Sin duda los niños que concurren a jardines de infantes y a la escuela son quienes se enferman más frecuentemente, pero esta enfermedad es más grave en los extremos de la vida o en quienes tienen enfermedades crónicas; y es a la protección de estos que apunta la campaña que comenzó la primera semana de abril, como anunciaron las autoridades sanitarias. No es una campaña obligatoria y en el caso de los niños lamentablemente, aun hoy, hay pediatras que no la recomiendan pese al beneficio indiscutible de la misma. Este es el mayor obstáculo. Si el pediatra no está convencido y así se lo transmite a los padres, por la confianza depositada en él, no se la administrarán.

Nuestra obligación, es insistir en la importancia que tiene esta inmunización para la que no se necesita la receta del médico, sino simplemente concurrir a un centro de vacunación.
Es importante saber que estas vacunas son de virus inactivados, es decir que no pueden producir la enfermedad. Aclaramos esto porque muchas personas refieren haberse enfermado luego de recibir la vacuna, esto no es por la vacuna, sino porque estaban incubando la enfermedad.

En el país la recomendación en pediatría incluye a los niños de entre 6 meses y 5 años o los de cualquier edad, mayores de 6 meses con enfermedades crónicas (entre ellas el asma). Si bien el grupo de menores de 6 meses es considerado de riesgo, la vacunación no está autorizada en ellos y lo que recomendamos es que se vacunen en ese caso quienes los cuidan o comparten la vivienda con ellos, como forma de protegerlo.
Prevenir las enfermedades es esencial y vacunarlos una manera más de transmitirles amor.

Temas relacionados