tu bebé

Salud

Imprimir Enviar

¿Cómo inculcar hábitos de higiene a los niños?

Ignacio Ascione

Los hábitos de higiene son un conjunto de acciones que tienden a prevenir enfermedades logrando una vida más saludable para el buen desarrollo y crecimiento de los niños.

Los hábitos de higiene deben en primer lugar ser practicados por los adultos y enseñarles a los niños con el ejemplo, ya que aprenden muchas cosas por imitación. El ejemplo, la repetición y la educación son fundamentales para una buena aplicación de las normas de higiene.
La importancia del tema radica en que una rutina diaria de limpieza personal y del medio donde se vive ayuda a evitar infecciones y la propagación de enfermedades que son muy perjudiciales para la salud.
Debemos poner en marcha un programa de concientización colectiva de la población, basado en la transmisión de información eficaz y una educación que aporte nociones básicas de higiene.

¿Cuáles son los puntos claves en la higiene infantil?
Cuando hablamos de higiene infantil nos referimos básicamente a la higiene bucodental, la higiene personal y la doméstica, ya que es un conjunto de acciones que nos involucran a todos nosotros y a nuestro entorno.
La higiene bucodental es una de las acciones que llevará más tiempo y dedicación de enseñanza ya que muchas veces los niños se resisten por múltiples causas. Las caries son una de las infecciones más frecuentes en todo el mundo, causadas fundamentalmente por una nutrición inadecuada y la falta de higiene. Lo ideal es lavarse los dientes siempre después de cada comida. Debemos revisar periódicamente el cepillo dental para que esté en buenas condiciones y acompañar a los niños en esta tarea comprobando que los dientes estén bien limpios.
La higiene corporal es la pieza clave de la higiene en general ya que el cuerpo es el orígen y el punto de destino de numerosas enfermedades. Una correcta higiene corporal evita un gran número de patologías. El baño en la ducha debe ser en forma diaria, siempre con la supervisión de los padres y dejando que adquieran autonomía en la limpieza del cuerpo según su edad y desarrollo. El pelo no debe ser lavado en forma diaria, se usará un champú que no irrite los ojos.
La higiene doméstica: de nada sirve que tengamos el cuerpo limpio si nuestro entorno se encuentra sucio. Los lugares fundamentales que deben estar siempre limpios son el baño y la cocina, sobre todo donde se preparan los alimentos. Así mismo el cuarto debe estar arreglado, con una limpieza y ventilación adecuada ya que es el lugar donde duermen y pasan mucho tiempo.

¿Qué deben tener en cuenta los padres a la hora de incentivar la higiene en las comidas?
Actualmente los tiempos de cocción de las comidas son muy cortos, así como la tendencia a consumir alimentos crudos y congelados, lo que puede llevar a un riesgo en la contaminación de los alimentos. Hay que poner énfasis en la forma de limpieza, la cocción, así como la fecha de vencimientos de los alimentos.
El hábito más importante antes de sentarse a comer es el correcto lavado de manos con agua y jabón, ya que es la primera barrera de defensa contra las infecciones. Las manos son la fuente principal de propagación de enfermedades.

¿Qué cuidados deben tenerse en casos de poseer mascotas?
Las mascotas deben siempre estar limpias, bañarlas regularmente y asegurarse que concurran al veterinario para los controles y vacunas correspondientes. Hay que evitar que los niños besen a las mascotas ya que la boca de los animales contiene muchos gérmenes patógenos. Lavarse las manos con agua y jabón siempre después de tocar o jugar con los animales.

¿Qué tan importante es incentivar al niño a que lave sus manos regularmente?
Las manos es el principal órgano portador de gérmenes. Con una buena técnica de lavado con agua y jabón se evitan muchas infecciones respiratorias, digestivas, de piel, en los ojos, entre otras.
La Organización Mundial de la Salud designó el Día Mundial del Lavado de Manos con la consigna que lavarse las manos “salvan vidas”, ya que en el mundo, disminuye a la mitad la mortalidad infantil en niños menores de 5 años, siendo las principales causas las diarreas y las neumonías. Siempre lavar las manos antes de comer, de manipular alimentos, después de ir al baño, llegar de la calle, de haber jugado o de haber tocado animales. Mantener las uñas cortas y limpias.

¿Cómo les enseñamos hábitos de higiene en los genitales?
La higiene de los genitales es muy importante tomarla en cuenta, y hacerlo de forma delicada.
Por ser una zona no expuesta puede no tener una correcta higiene. Los padres debemos ayudarles en la limpieza y luego paulatinamente, según su desarrollo, permitirles que ellos mismos lo hagan, así practican la técnica.
Además, se deben cambiar la ropa interior todos los días.

¿Qué deben hacer los padres si detectan que los niños no cumplen con sus normas de higiene?
Si detectamos que no se cumplen, debemos reforzar la enseñanza, hasta que se hagan como un acto reflejo convirtiéndolo en un hábito. Este papel debe ser compartido con los cuidadores y maestros. Las nociones de higiene deben integrar un programa que abarque a toda la sociedad. Para tomar conciencia colectiva hay que impulsar la educación desde los hogares a partir de los adultos y continuar en las escuelas hasta conseguir que las diferentes acciones pasen a ser incorporadas en la vida diaria como hábitos.

Temas relacionados