tu bebé

Salud

Imprimir Enviar

Prevenir siempre es el mejor tratamiento

Dra. Alicia Fernández

El comienzo del otoño trae consigo las infecciones respiratorias fundamentalmente virales, pero también las bacterianas que se mantienen durante el invierno y se prolongan hasta la primavera.

Estas enfermedades son un problema prioritario de salud en todo el mundo al que Uruguay no está ajeno y tienen importante impacto en la morbimortalidad infantil, es decir no solo en provocar enfermedad sino en ser causa de muerte , estando dentro de las primeras 5 causas en menores de 5 años . Si bien el Virus Respiratorio Sincicial (VRS) es un agente frecuente de infecciones respiratorias contra el que no hay hasta el momento vacuna, el virus de Influenza puede al igual que este determinar infecciones graves y en cambio sí contamos con una vacuna que ha demostrado su efectividad en las poblaciones susceptibles, pero que debe administrarse anualmente.


Las infecciones respiratorias comienzan con resfrió (rinorrea serosa), obstrucción nasal pudiendo quedarse en esta etapa o agregar tos seca a la que sigue en muchos casos fatiga (respiración rápida) y ruidos respiratorios secos que traducen obstrucción bronquial (bronquiolitis), que puede o no acompañarse de fiebre , algunos hacen infecciones bacterianas luego de haber padecido una infección viral, conocida como neumonía o congestión.


Las medidas para prevenir y reducir todo lo que sea posible la trasmisión de estas infecciones respiratorias , se deben establecer fundamentalmente en el grupo de mayor riesgo que son los menores de 1 año, sobre todo los menores de 6 meses, riesgo que aumenta cuando fueron prematuros.


Algunas de estas recomendaciones son:
 Si puedes, amamanta a tu bebé.
 Llévalo a los controles pediátricos, vacúnalo y consulta al pediatra de referencia ante cualquier problema de salud que te preocupe.
 Si tu hijo es un recién nacido o tiene menos de 3 meses, evita durante el otoño y el invierno las visitas que no sean necesarias o el llevarlo a lugares cerrados donde se aglomera gente (cumpleaños, supermercados, tiendas, shoppings). Para los neonatos la prevención sigue siendo a través de un riguroso lavado de manos evitando la exposición a familiares y personas infectadas .
 Si algún integrante de la familia está con tos o resfrío, es conveniente que no venga de visita, si ese alguien es uno de los padres , se recomienda que se coloque un barbijo o tapaboca, que cubra la boca y nariz mientras que esté dentro de la casa. Lo mismo que en los ambientes laborales o estudiantiles. Hay un gran riesgo de contagio por las gotitas que se esparcen al toser, estornudar o hablar.
 Utiliza pañuelos descartables y tíralos en recipientes adecuados.
 Lávate las manos en forma frecuente, sobre todo luego de utilizar el baño, cambiar pañales, volver a casa de la calle, antes de comer, luego de visitar enfermos o estar en contacto con algunos de ellos, antes de tocar a tu bebé.
 En aquellas situaciones, en que las manos impresionen limpias, puedes utilizar alcohol gel, recordando que no sustituye el lavado de manos, cuando las mismas están sucias.
 Ventila los ambientes, por lo menos una vez al día.
 No fumar es una premisa fundamental. No solo está demostrado que el humo del cigarrillo es un factor favorecedor para enfermedades respiratorias, sino que es un factor de riesgo para la muerte súbita del lactante.
 Si tu hijo está cursando una infección respiratoria, no lo lleves al jardín de infantes para evitar el contagio de los otros niños. En el caso de los niños en edad escolar, si cursan una enfermedad respiratoria, febril, deben guardar reposo en domicilio. Ante cualquier signo o síntoma que te alarme consulta al pediatra.


En cuanto a la vacunación contra la gripe, el Ministerio de Salud Pública comenzó la campaña 2012.

 
Para el año en curso y de acuerdo a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se utilizará una vacuna inactivada trivalente (contiene 3 serotipos entre los que se incluyen el virus pandémico A H1N1 y los estacionales A H3N2 y B), que estará disponible en todos los puestos de vacunación públicos y privados del país en forma gratuita.


En referencia a los niños se vacunarán desde los de 6 meses hasta 4 años de edad, inclusive y los de 5 años y más con enfermedades crónicas ( respiratorias como asma moderada a severa, obesidad mórbida, cardiopatías congénitas, diabetes insulinodependiente con co morbilidad asociada como cardiopatía , nefropatía, etc., pacientes con VIH, cáncer, enfermedades renales o hepáticas crónicas, uso prolongado de medicamentos inmunosupresores, incluyéndose las personas que conviven con estos pacientes. Enfermedades neuromusculares severas que impidan el adecuado manejo de secreciones y los niños y adolescentes que han recibido tratamiento con ácido acetilsalicílico (Aspirina) y pueden desarrollar luego de la infección ( no de la vacunación ) por el virus de Influenza lo que se denomina Sindrome de Reye que asocia un compromiso neurológico y hepático grave.


Se recomienda este año la inmunización de docentes entre ellos los de preescolar, primaria, secundaria, UTU y universitarios.


Mujeres embarazadas durante el período de la campaña.


Mujeres durante los primeros 6 meses del puerperio.


Cabe destacar que simultáneamente con la campaña para la vacunación antigripal, se lanzó la vacunación antineumocóccica 23 valente conteniendo polisacáridos. Recordamos que en el esquema actual de vacunación está incluida la vacuna antineumocóccica 13 valente con un excelente poder antigénico y que se administra en menores de 2 años, donde la vacuna 23 valente está contraindicada. Los niños de 2 años y más de edad que tengan: falta del órgano bazo ( congénita o adquirida ) o una alteración en la función del mismo, inmunodepresión ( incluido el tratamiento con corticoides a dosis altas ), anemia drepanocítica , implante coclear, enfermedades crónicas ( cardíacas, respiratorias dejándose exclusivamente su indicación en niños asmáticos en tratamiento con corticoides vía oral a altas dosis ), renales, diabetes, fístulas de líquido cefalorraquídeo por malformaciones congénitas , traumatismos o neurocirugías, antecedentes de haber padecido una enfermedad Neumocóccica invasiva y fumadores, pueden recibir la vacuna antineumocóccica 23 valente, luego de completar su esquema con la vacuna antineumocóccica conjugada 13 valente esperando por lo menos 2 meses luego de la última dosis de la misma.


En este artículo referimos exclusivamente las recomendaciones de inmunización vinculadas a virus de Influenza y neumococo polisacárido en la edad pediátrica incluidas para la de Influenza también las madres, quedando a disposición de los lectores interesados, los links para quienes quieran completar la información aportada.


La Sociedad Uruguaya de Pediatría, ve con beneplácito y apoya como lo hace siempre, las campañas de inmunización propuestas por el Ministerio de Salud Pública, apuntando a la prevención y por tanto exhortamos a que vacunen a sus hijos de acuerdo a las recomendaciones de la autoridad competente.

Temas relacionados