tu bebé

Lactancia y alimentación

Imprimir Enviar

La importancia de los probióticos

Lic. En nutrición Valeria Berrondo

Los probióticos son microorganismos vivos que consumimos a través de los alimentos, que tienen beneficios para la salud y actúan a nivel de los intestinos.

¿Que son los probióticos?

Son microorganismos vivos que consumimos a través de los alimentos, que tienen beneficios para la salud y actúan a nivel de los intestinos.

¿Se asocian mucho con los yogures, ¿no?

Si, lo más común en nuestro medio es que podamos acceder a ellos a través de los yogures y las leches, pero se encuentran en otros alimentos también como ser en los cereales, por ejemplo el Nestum que es el primer cereal infantil adicionado con probióticos.

¿Qué beneficios tiene el consumo de estos microorganismos?

Principalmente los probióticos van a fortalecer el sistema inmune, o sea que protegen de ciertas enfermedades como puede ser contraer alguna infección, previenen la diarrea, es estreñimiento y ayudan a que el cuerpo absorba las vitaminas que consume en la alimentación.

Por ejemplo, si un niño, o un adulto, esta pasando por un momento de malestar intestinal los probióticos lo ayudan, ¿no?

Si, es bueno consumir alimentos que contentan estos microorganismos porque regulan la función intestinal, ya sea en una diarrea o en alguna otra disfunción lo van regulando, trabajan siempre de forma positiva.

¿Con qué frecuencia conviene consumirlos?

Una vez al día es correcto, como todo debemos administrarlo en su dosis justa, consumiendo una vez al día algún alimento que los contenga esta bien, van a actuar de la misma manera que si ingerimos más, o sea, no significa que cuanto mas probióticos comamos mejor vamos a estar, no es así.

¿A partir de qué edad se pueden incorporar los probióticos en la dieta de una persona?

A partir de los 6 meses, cuando comienzan a ingerir otros alimentos más allá de la leche materna, la primer comida tiene que ser energéticos, con una consistencia suave que puede ser polenta, fideítos bien cocidos, o el Nestum de etapa uno de arroz ó maíz, después, con el correr de los días ya se puede incorporar un poco de zapallo, alguna verdura bien cocida y vamos siguiendo incorporando otros alimentos, los probióticos los podemos ir sumando con Nestum que va identificando las distintas etapas de la alimentación infantil.

En algún caso está contraindicada la ingesta de estos microorganismos.

Temas relacionados