tu bebé

Salud

Imprimir Enviar

Estrabismo

Dr. Antonio Borrás – Oftalmólogo

¿Cómo se identifica y trata el estrabismo en niños?
Estrabismo, bizquera o desviación es básicamente lo mismo. Es la dolencia ocular más frecuente en la infancia, seguido de la miopía. El niño es bizco cuando no presenta paralelismo entre los ejes anteriores y posteriores de su mirada, y se nota claramente una desviación manifiesta en sus ojos, que tanto puede ser hacia adentro, afuera o arriba. El desvío puede ser constante o intermitente, y tanto puede predominar en un ojo o bien alternar entre los dos.

Durante los primeros cuatro meses de vida del bebé, cuando existe una maduración del sistema nervioso central, ya se puede observar algún síntoma del estrabismo. Se puede observar una desviación intermitente y alterna que desaparece espontáneamente y de una forma natural. Sólo cuando la desviación sea constante es que se la puede considerar como un primer síntoma de una patología intraocular con pérdida de visión importante desde el nacimiento.

Al contrario de lo que muchos puedan pensar y de lo que sucede en los adultos bizcos, el estrabismo en la infancia no produce una visión doble. Durante los primeros años de vida el cerebro del niño suprime la imagen de uno de los ojos en el momento de la desviación. Es por eso que cuando existe un estrabismo constante en uno de los ojos, se produce la supresión de la imagen y se presenta ojo con ambliopía, u ojo flojo, de una forma secundaria. Un niño estrábico enfoca un ojo en un objeto mientras el otro no le sigue coordinadamente.

Todavía se desconoce las causas reales del estrabismo, aunque se lo asocia a antecedentes familiares de la enfermedad, a periodos de hipoxia durante el parto o en edades tempranas. El origen del estrabismo puede residir en un funcionamiento deficiente del músculo ocular, en una incapacidad cerebral para fusionar la imagen de ambos ojos, o en errores refractivos que no permiten una buena visión y desvían los ojos.

También puede ser adquirido de formas secundarias, a través de golpes, diabetes, accidentes vasculares, tumores cerebrales, hipertensión arterial, enfermedades musculares o degenerativas, neurológicas, entre otras.

Una enfermedad infecciosa también puede provocar el estrabismo. Las parasitarias pueden provocar problemas a nivel ocular. Estos parásitos pueden ser adquiridos en el primer trimestre del embarazo, a través del consumo de carne no muy bien cocida ni supervisada, o durante la convivencia muy cercana con gatos y perros, y llegar a dañar el sistema nervioso central.

¿Qué es exactamente el estrabismo?
El estrabismo es la perdida de la alineación de los ejes oculares. Se produce cuando uno de los ojos no fija lo que el otro está fijando.
Existen varias formas de estrabismo, esa pérdida de desviación de los ejes oculares puede estar produciéndose porque un ojo se desvía hacia adentro, afuera, abajo o adentro.

¿Cuándo recién nacen nuestros bebés tienen los ojos cruzados y al principio pensamos que es visco o que no va a ver bien y la familia entera te empieza a preocupar, entonces ¿Qué es esa primera impresión?
Bueno en primer lugar cuándo el bebe nace no tiene todavía desarrollado lo que nosotros llamamos los reflejos de fijación y seguimiento. El niño cuando se vuelve más simpático es cuándo comienza a fijar y a seguir. Los primeros tres meses son cruciales en la maduración visual, es cuando se están desarrollando los reflejos de fijación y seguimiento. Entonces en ese periodo puede ser perfectamente esperable que el niño tenga una desviación ocular que es fisiológica, esperable y totalmente normal. Una vez establecido ya eso, es decir a partir de ese periodo de tiempo ya los ojos están alineando, ya están fijando y siguiendo objetos. De todas formas un estrabismo congénito, por ejemplo hay una forma de estrabismo que se llama endotropia congénita, que es una desviación hacia adentro, ya en un bebé de dos meses ya se nota y uno ya sabe que ese niño tiene un estrabismo. Pero en ese momento es esperable.

Hay otro concepto que es que los bebés como no tienen todavía desarrollados los huesos de la nariz tienen una mayor separación, digamos que la raíz nasal es más ancha, entonces eso puede simular por un efecto de paralaje un estrabismo. Eso es un pseudo estrabismo, es una causa muy frecuente de consulta, los padres o los pediatras temen que ese niño tenga una desviación ocular y en realidad no están con los ojos alineados. Lo importante es que ante la duda igual consulten a un oftalmólogo.

¿Cómo se trata y cuan efectivos son los tratamientos?
El tratamiento depende del tipo de estrabismo, existen muchos tipos. Básicamente yo diría que tenemos un tratamiento que está enfocado a conseguir que ese niño tenga en su vida adulta igual visión en ambos ojos. Ese es el motivo más importante en el tratamiento. Si a los diez, quince o a los treinta años corregimos el estrabismo, estaremos logrando una corrección estética solamente pero la visión ya está afectada y puede no recuperarse.

La lucha que tenemos en el estrabismo es fundamentalmente el diagnóstico precoz para iniciar el tratamiento que habitualmente en estos casos consiste en ver si el paciente requiere lentes para mejorar su agudeza visual pero fundamentalmente iniciar un tratamiento con oclusión, con parches, habitualmente lo que hacemos es ocluir el ojo que fija, que se está desarrollando para estimular determinada cantidad de horas por día el ojo que esta desviado, entonces al tapar el otro ojo ese se endereza, fija ese ojo.

PARA TENER EN CUENTA:
1) Cuando el bebe nace no tiene todavía desarrollado lo que nosotros llamamos los reflejos de fijación y seguimiento. El niño cuando se vuelve más simpático es cuándo comienza a fijar y a seguir

2) Existen varias formas de estrabismo, esa pérdida de desviación de los ejes oculares puede estar produciéndose porque un ojo se desvía hacia adentro, afuera, abajo o adentro.
3) Los bebés no tienen todavía desarrollados los huesos de la nariz tienen una mayor separación, digamos que la raíz nasal es más ancha, entonces eso puede simular por un efecto de paralaje un estrabismo.
4) Puede ser perfectamente esperable que el niño tenga una desviación ocular que es fisiológica, esperable y totalmente normal. Una vez establecido ya eso, es decir a partir de ese periodo de tiempo ya los ojos están alineando, ya están fijando y siguiendo objetos.

 

Temas relacionados