tu bebé

Salud

Imprimir Enviar

Obesidad en niños

Dr. Juan Carlos Gambetta

No siempre un niño que está gordito está sano o más sano que un niño delgado.

Antes existía, por lo menos en nuestro país, esa cultura de que un niño que está gordito está sano y hay un paso entre un niño que está gordito y la obesidad. No siempre un niño que está gordito está sano o más sano que un niño delgado.

-¿Cuáles son las consecuencias principales de la obesidad?
Es un concepto relativamente nuevo el de la obesidad / enfermedad. Antes se consideraba a la obesidad, a un niño gordito como un niño sano. Pero ya hace algunos años se sabe que esto no es así. En el año 1997 la OMS lo clasificó como una enfermedad. Se considera una enfermedad porque se ha visto que en niños al igual que en adultos aparecen las complicaciones de la obesidad. Un niño con obesidad tiene mayor frecuencia de hipertensión arterial, de alteraciones en el colesterol, de diabetes. La obesidad por si sola es una enfermedad que trae diferentes problemas, desde el punto de vista psicologico, físico, problemas comunes como cansaciones, esguinces, dolores musculares. En el consultorio nosotros lo tratamos como tal, como una enfermedad.

-¿Cómo decirle a los papás que un niño no esta gordito, sino que tiene problemas de obesidad? ¿Cuándo se dice que un niño es obeso?
Es muy difícil tratar ese tema porque siempre choca. Hacer el diagnóstico de obesidad no es lo mismo que decir que se tiene una congestión, una neumonía o una infección urinaria. Muchas veces hay que manejarlo de manera diferente para cada paciente y para cada familia. Pero si se debe considerar una enfermedad y tratamos de no herir susceptibilidades. El diagnóstico se hace al igual que en el adulto en base al IMC pero en niños siempre utilizamos las tablas. Las tablas tienen diferentes valores según las distintas edades del niño, el sexo y la altura. Es así que el IMC se calcula en base a la relación del peso con la altura.

-¿Cuáles son las principales causas de la obesidad? ¿De donde surge la obesidad?
La obesidad surge porque ingresan más calorías de las gastamos, ingresan calorías con los alimentos las calorías que se gastan van a depender del metabolismo basal, la actividad física que realice, al crecimiento, un niño está en crecimiento por lo tanto va a requerir de mucha energía. Qué podemos cambiar nosotros? La actividad física. La actividad física es muy importante. El niño no puede hace dietas restrictivas.

¿Cómo manejamos el tema de las dietas en los niños?
Este concepto es fundamental de que el niño no debe hacer dietas. Ni para la prevención ni para el tratamiento de la obesidad, salvo en algunos casos que tenga complicaciones como hipertensión o colesterol. Cada niño es diferente pero en general no hablamos de dieta hablamos de alimentación saludable. Es así que surgen las causas de la obesidad que se han estudiado y se usa también para el tratamiento. El tratamiento de la obesidad y de la prevención tiene tres pilares. El manejar los hábitos o conductas del niño, la alimentación y la actividad física. Con los hábitos nos referimos fundamentalmente a realizar los cuatro tiempos de alimentación. Los niños tienen que desayunar, almorzar, merendar y cenar. Es fundamental realizar las cuatro comidas y evitar la alimentación entre comidas, lo que llamamos el picoteo. En el picoteo es donde entran la mayor cantidad de calorías como causa de obesidad. Es cuando se ingieren los alimentos de mayor cantidad de calorías como por ejemplo las galletitas, las bebidas colas, los bizcochos, las golosinas, etc. La alimentación que indicamos es una alimentación saludable, en base a seleccionar mejor los alimentos y cocinarlos de una manera saludable, evitar por ejemplo los fritos. En la selección de alimentos que recomendamos está el ingerir frutas y verduras.

Existen diferentes grados de obesidad está el sobrepeso que es la primera etapa, la obesidad leve, moderada, severa. Para cada uno de ellos los debemos estudiar con exámenes para buscar alteraciones del colesterol, diabetes, insulina o síndrome metabólico. Este síndrome tan conocido en adultos, también se ve en niños. Todas las enfermedades que vemos asociadas a la obesidad en adultos, también se ven los niños obesos. Debemos buscar estos síntomas para poder hacer la realización de un tratamiento adecuado y poder efectuar así una prevención de los problemas cardiovasculares desde una etapa precoz.

Para tener en cuenta

1) El niño no debe hacer dietas, ni para la prevención ni para el tratamiento de la obesidad, salvo en casos que tenga complicaciones de hipertensión o colesterol.

2) Es necesario que los papás distingan claramente lo que es alimentación saludable de lo que es una dieta.

3) Tratar la obesidad depende de 3 pilares, el manejo de conductas y hábitos, la alimentación y la actividad física.

4) Todas las enfermedades que se observan asociadas con los adultos obesos, también se ven identificadas en los niños obesos.
 

Temas relacionados