tu bebé

Lactancia y alimentación

Imprimir Enviar

Mitos y Verdades sobre Pensión Alimenticia

Dr. Arturo Teitelbaum - Abogado

Uno de los temas que, por su importancia, incidencia e impacto social hace que surjan muchas preguntas, mitos y verdades, es el de pensión alimenticia. La misma que toma relevancia cuando una pareja se separa y hay hijos, o si antes de que nazca un hijo, el vínculo entre los progenitores no continuó.

El deber de asistencia familiar se ve reflejada, en el caso de los menores, en esa ayuda material en dinero y/o especie (pago de sociedad médica, colegio, club etc.), apreciando que los primeros obligados son los padres, cada uno de acuerdo a sus reales posibilidades, y en el caso de imposibilidad o insuficiencia del deudor principal para cubrir ese servicio pensionario, nuestra legislación, obliga a otros para que subsidiariamente cumplan con esa obligación.

En este informe responderemos tres preguntas, de las muchas que nos llegan en relación a este tema.

Soy madre de tres hijos, separada hace 2 años, tengo fijada la pensión alimenticia hace 1 año, la cual cumplió los 2 primeros meses y luego hasta ahora no colaboró mas, evadiendo su responsabilidad , ¿Puedo hace que los abuelos paguen la pensión? ¿Qué acciones puedo tomar para que el padre cumpla cuando puede realmente hacerlo?

VERDAD: Frente a la imposibilidad del principal o cuando no alcanza a cubrir esas necesidades, por ej., el padre o madre pueden colaborar con $ 1500 que corresponden al 25 % de sus ingresos y hay abuelos que tienen ingresos importantes por ej. $ 50000, se puede solicitar subsidiariamente que se complemente ese servicio pensionario a los mismos.
Es decir que nuestra leyes, especialmente la Ley 17.823 nos marca que en el caso de los niños o adolescentes, esa ayuda económica se extiende a otros obligados, frente a las necesidades de los menores no cubiertas en su totalidad o parcialmente por parte de sus padres. Los abuelos —con preferencia los del progenitor obligado— son los primeros mencionados para que esa pensión alimenticia se cumpla.
En la segunda posibilidad, lamentablemente muy común, el padre o madre puede pagar y evade su obligación. Frente a esta realidad hay que accionar con todas las herramientas posibles para que esa asistencia económica se cumpla.
Hay que intimar el cumplimiento, es necesario manejar y buscar información real, por ej. si trabaja, dónde, cuánto son sus ingresos, hay que recordar que los mismos no solo son los declarados, si tiene rentas, dividendos. Es decir, los ingresos son, por lo general, todo lo que perciba el deudor de alimentos por su trabajo o su capital. Un buen indicio es el nivel de vida, por ej. si tiene auto, vive en una zona residencial, maneja tarjetas de crédito, viaja, no puede decir que sus ingresos son de $ 4000. Si se evade el monto que tiene que pasar, hay acciones que pueden ayudar. La mas común y fácil, retener de los ingresos declarados, ej. sueldo, jubilaciones, alquileres, dividendos, etc. Para los no declarados hay otras acciones como, por ejemplo, penales, artículo 279 A del C. Penal, nos refiere al incumplimiento de los deberes inherentes a la patria potestad, comprobado el mismo, podrá ser castigando (al deudor en este caso injustificado, por cumplir con sus deberes inherentes a la patria potestad) con una pena de prisión de 3 a 24 meses.
Otra herramienta a utilizar es el Registro Nacional de deudores alimentarios morosos, en el que el fin es inhibir actividades económicas del deudor para que este cumpla.

Estoy divorciado desde hace 11 meses, tengo 1 hijo, he colaborado siempre con la Pensión alimenticia, llegando a un acuerdo en el monto de la misma desde la separación, antes del divorcio, homologando el mismo judicialmente. Ahora la madre me pide más, sin justificar para qué lo necesita y a mí se me dificulta realmente subir ese monto. ¿Puedo solicitar legalmente que me exprese que gastos tiene?

VERDAD: Hay que aclarar que muchas veces hay gastos que hay que tomar en consideción y que muchas veces no se toman en cuenta, por ej., la suba del alquiler, gastos complementarios a la educación como profesoras particulares, o a la salud, ticket, remedios, o tratamientos paralelos, como por ej. fonoaudióloga, homeopáticos, etc. En definitiva, no siempre el monto inicial alcanza, las realidades varían, no es lo mismo los gastos de un niño de 1 que de 6 o 15, tampoco la realidad del país. Por eso, el que da la asistencia económica puede —si se justifica— solicitar ante el juez una rendición de cuentas de los egresos que se están pagando con esa asistencia económica, exigiéndole a la otra persona que administra la pensión alimenticia, que rinda cuentas sobre los gastos efectuados para los beneficiarios. El Juez apreciará si corresponde dar trámite a la solicitud de la misma.

Estoy separada desde hace 6 meses y el padre de mis hijos me amenaza con que, si le pido pensión alimenticia para los chicos, me va a quitar la tenencia ya que él está en una situación económica mucho mejor que yo.

MITO: Uno de los mitos de la pensión alimenticia, que también es un miedo del administrador de la misma, es justamente que por razones económicas le “saquen” a sus hijos. Aquí hay que aclarar que la tenencia no va a estar decidida por una razón económica, y que la asistencia económica es un deber del obligado a que colabore de acuerdo a sus posibilidades, y es un derecho de ese niño o adolescente a percibirla, como un deber del administrador a solicitarla.
Se utiliza muchas veces este miedo para no cumplir con su obligación estando frente a un claro ejemplo de violencia doméstica sicológica y económica. Frente a esta amenaza se puede acudir a los juzgados correspondientes ya sea el de violencia doméstica en una primer instancia y al de familia para accionar según el caso.
El no solicitar por parte del administrador y no darla por parte del obligado, le está cuartando las reales posibilidades a ese chico para que económicamente pueda utilizar esa asistencia en cubrir sus necesidades reales.

Para culminar, siempre hay que ver el caso particular, no existen soluciones mágicas, pero sí hay herramientas que se tienen que conocer y utilizar.

Temas relacionados