tu bebé

Preguntas

Crecimiento normal del niño vs hábitos

Se dice que el individuo aprende a actuar de manera progresiva, y estas actuaciones que se fijan gracias a ese proceso de aprendizaje que se denomina hábitos, con cada repetición el acto será menos consciente y si es repetido muy a menudo será reflejado a una acción inconsciente.

Por: Dr. Fernando Texeira

 Los hábitos orales como la succión digital, la deglución atípica y la respiración bucal pueden modificar la posición de los dientes y relación y forma de las arcadas dentarias. Los hábitos de presión interfieren en el crecimiento normal y en la función de la musculatura orofacial. Se ha observado en estudios realizados que una presión continua de 50 mg durante un periodo de 12 horas provoca un desplazamiento considerable de un diente.


El complejo maxilofacial se compone de tres sistemas que tienen un potencial de desarrollo normal: el sistema esquelético, el sistema muscular y el sistema dentario. Cuando no existe obstáculo en el desarrollo de estos sistemas tenemos una oclusión(mordida) funcionalmente equilibrada(normal). Los hábitos bucales pueden ser considerados como obstáculos o interferencias en el desarrollo. La maloclusion (mala mordida) puede presentarse desde la más temprana edad cuanto se altera el equilibrio de las estructuras del sistema bucal, sin embargo, las maloclusiones pueden aparecer sin que estos existan.

DESARROLLO DE LOS HÁBITOS EN LOS NIÑOS.
Hay dos tipos de hábitos:
A) Hábitos Fisiológicos: son aquellos que nacen con el individuo (mecanismo de succión, movimientos corporales, deglución y respiración nasal)

B) Hábitos no fisiológicos: son aquellos que ejercen fuerzas perniciosas contra los dientes, arcos dentarios y tejidos blandos, entre los cuales tenemos la succión del dedo, deglución atípica (deglutir o tragar mal) y la respiración bucal.

Los hábitos bucales son las causas primarias o secundarias de las maloclusiones o deformaciones dentomaxilofaciales. El grado de las alteraciones producidas dependerá de la duración, intensidad y frecuencia del hábito.

Decía mi Profesora y Maestra la Dra. Blanca Lamboglia. Estos hábitos suelen considerarse reacciones automáticas que pueden manifestarse en momentos de stress, frustración, fatiga o aburrimiento, así como aparece por falta de atención de los padres del niño, tensiones en el entorno familiar e inmadurez emocional.

Estos hábitos no fisiológicos pueden generar:

  1. Mordida abierta anterior y de laterales
  2. Protrusiones dentarias
  3. Protrusiones dento alveolares
  4. Linguoversiones dentarias, etc.

SUCCIÓN DIGITAL
La succión digital es un hábito tan común en la infancia que llega ser considerada normal, probablemente está presente en más del cincuenta por ciento (50%) de los niños pequeños.

La succión digital se inicia en el primer año de vida, y suele continuar hasta los tres o cuatro años de edad o más. La persistencia del hábito ha sido considerada un signo de ansiedad e inestabilidad en el niño.

Entre la variedad de forma que existe de succión digital, la más común es la succión del dedo pulgar sosteniéndolo en posición vertical, con la una dirigida hacia los dientes inferiores, en algunos casos, dos o más dedos son succiona dos a la vez; no se ha observado predilección por una mano determinada.

Los efectos de la succión digital depende de la duración, frecuencia e intensidad de hábito, del números de dedos implica dos, de la posición en que se introducen en la boca y del patrón morfo genético.

La duración de hábito es importante y si el hábito se elimina antes de los tres años de edad los efectos producidos son mínimos y se corrigen espontáneamente. La frecuencia con que se practica el hábito durante el día y la noche, también afecta el resultado final. Los efectos lógicamente serán menores en un niño que se chupe el dedo de forma esporádica que en otro que tenga el dedo en la boca de manera continua.

La intensidad del hábito. Hay niños en los que el hábito se reduce a la inserción pasiva del dedo en la boca, mientras que en otros la succión digital va acompañada de una contracción de toda la musculatura perioral (boca). La posición del dedo también influye, siendo más nociva la superficie dorsal del dedo descansa a manera de fulcro sobre los incisivos inferiores, que si la superficie palmar se coloca sobre estos dientes con la punta del dedo situada en el suelo de la boca y por último, el patrón morfo genético del niño es otro factor que condiciona el resultado del hábito.

 
 


CONSECUENCIAS DE LA SUCCION DIGITAL

  1. Protrusión de los incisivos superiores ( Con o sin presencia de diastema)
  2. Retroinclinación de los incisivos inferiores
  3. Mordida abierta anterior
  4. Prognatismo Alveolar Superior
  5. Estrechamiento del arcada superior ( Debido principalmente a la acción del musculo buccinador)
  6. Mordida cruzada posterior
  7. Dimensión vertical aumentada


DEGLUCION ATIPICA

Se caracteriza por la interposición de la lengua entre las arcadas dentarias en el acto de deglutir, esto es lo que se denomina lengua protráctil. El individuo para deglutir necesita hacer un vacio que en conjunción con los movimientos de la lengua lmpele el alimento hacia la faringe. Cuando existe lengua protráctil el sellado periférico anterior para producir el vacio necesario, se hace al contactar la lengua con los labios directamente, suele ser una postura adaptativa para lograr un correcto cerrado oral en los casos donde no hay contacto inter incisivo.

CONSECUENCIAS DE LA DEGLUCIÓN ATÍPICA

  • Mordida abierta en la región anterior y posterior
  • Protrusión de incisivos superiores
  • Presencia de diastema antero superiores
  • Labio superior hipotónico
  • Incompetencia labial
  • Hipertonicidadde la borda del mentón

DEGLUCION ATIPICA CON PRESIÓN ATÍPICA DEL LABIO (INTERPOSICIÓN LABIAL)
Ocurre en pacientes que se encuentran normalmente en reposo y los labios no están en contacto. En el momento de la deglución, la selladura de la parte anterior de la cavidad bucal no se realiza por el contacto simple del labio superior con el inferior, sino mediante una fuerte contracción del labio inferior, que se interpone entre los incisivos superiores e inferiores. Los incisivos inferiores de esta manera se inclina en sentido lingual, apiñándose mientras los incisivos superiores se vestibularizan. Como el labio superior no participa en la deglución, se torna cada vez más hipotónico (débil), y adquiere un aspecto de labio corto. Sin embrago, el labio inferior, por su gran participación se torna cada vez más hipertónico (fuerte), así como los músculos del mentón. La pérdida del contacto funcional anterior, favorece la extrusión dentaria, aumenta el resalte y la sobremordida. El desplazamiento vestibular (hacia afuera) de los incisivos superiores rompe el punto de contacto entre los incisivos laterales y caninos y favorece la migración de los segmentos posteriores.

RESPIRACIÓN
La respiración nasal o normal es aquella en la que el aire ingresa por la nariz sin esfuerzo con un cierre simultáneo de la cavidad oral.
Se crea así una presión negativa entre la lengua y el paladar duro en el momento de la inspiración. La lengua se eleva y se apoya contra el paladar produciendo un estimulo positivo para su desarrollo. Las fosas nasales limpian y calienta el aire antes de conducirlo hacia las vías aéreas.

RESPIRACIÓN ORAL
Las alteraciones que produce la respiración oral pueden catalogarse de dos tipos:

  • Por obstrucción funcional o anatómica: es la respiración oral de vida a qué nivel de fosa nasales existen la presencia de un obstáculo que impide el flujo normal del aire a través de ellas. La presencia de adenoides (Amígdalas grandes) hipertrófico, cornetes hipertróficos, tabique desviado, inflamación de la mucosa por infecciones o alergias, producen resistencia a la inhalación de aire por los que el paciente debe completar las necesidades de forma oral.
  • Por Hábito: el individuo respira por la boca como consecuencia de obstrucciones anatómicas o funcionales que a pesar de haber sido eliminadas ya se ha establecido el hábito de respiración oral transformándose en costumbre.


CONCLUSIONES
Los hábitos bucales no fisiológicos son responsables de una gran cantidad de maloclusiones (mala mordida) en pacientes que se encuentran en etapa de crecimiento, por consiguiente, todo lo que hagamos para interceptar y erradicar oportunamente dichos hábitos ayudara a
un desarrollo armónico y funcional del sistema estomatognático(boca).

Todas las preguntas

 

Multimedia